Clasificación de las interacciones

Introducción

El efecto que producen los fármacos está sujeto a numerosas variables, lo que trae como consecuencia que resulte difícil predecir cual va a ser la respuesta a un determinado tratamiento.

Es una experiencia frecuente el hecho de que la administración de la misma dosis de un fármaco a pacientes muy similares que padecen la misma enfermedad puede dar lugar a efectos bastante dispares. No sólo esto, sino que en un mismo paciente el cambio de alguna circunstancia de las que rodea al tratamiento puede también provocar efectos farmacológicos diferentes.

El poder eliminar los factores que modifican la respuesta a los fármacos siempre es deseable porque da lugar a que la eficacia de los tratamientos sea bastante predecible y sobre todo porque disminuye la posibilidad de que aparezcan complicaciones como pueden ser reacciones adversas o toxicidad.

Algunos de estos factores no se pueden eliminar porque dependen de características del paciente o aspectos inmodificables en relación con la evolución de la enfermedad. Pero otros sí son eliminables, o por lo menos algo se puede hacer por disminuir la influencia que puedan tener sobre la respuesta a los fármacos.

Las interacciones medicamentosas pertenecen a este último grupo. Muchas veces se pueden evitar, otras no, pero por lo menos el conocerlas, el saber como pueden influir en el curso del tratamiento y el estar preparados para tratar las complicaciones que pueden producir son elementos que contribuyen a conseguir una buena eficacia del tratamiento y a evitar los riesgos que ellas mismas comportan.

Una circunstancia muy significativa es que la frecuencia de las interacciones va en aumento como consecuencia del incremento de los tratamientos polivalentes.

El fácil acceso a los medicamentos y el aumento de la frecuencia de utilización de tratamientos combinados tiene varias causas. La prolongación de la esperanza de vida está produciendo un incremento de la población de ancianos y del número de enfermedades que padecen, lo cual hace que precisen de tratamientos complejos basados en la utilización de diversos fármacos.

Se han puesto de moda los tratamientos a base de fitoterapia para tratar un sin fin de trastornos y a los que el paciente no considera peligrosos, por la creencia de ser naturales, ni incluso creen que sean medicamentos por lo que tampoco suele comentarle al médico que los está tomando. Muchas de las plantas que se emplean contienen principios activos que pueden producir problemas de interacciones con un nº elevado de fármacos.

El avance de la farmacología ha dado lugar a la puesta en el mercado de fármacos cada vez más eficaces y más potentes, que en el caso de originar interacciones medicamentosas pueden producir cuadros clínicos importantes y de difícil tratamiento.

Es por todo ello por lo que las interacciones medicamentosas tienen en el momento actual una gran importancia.

INTERACCIONES

  1. Interacciones farmacocinéticas
  2. Interacciones en la excreción
  3. Interacciones farmacodinámicas
  4. Interacciones físico-químicas

INTERACCIONES RELEVANTES DE LOS FÁRMACOS MÁS UTILIZADOS EN AP

  1. Intercciones fármaco-fármaco
  2. Interacciones con alimentos
  3. Interacciones con sustancias procedentes de plantas medicinales
  4. Interacciones con otras sustancias