Valeriana

Familia: Valerianáceas

Toxicidad  

Sinonimias 
Castellano: Hierba de los gatos, hierba de las cortaduras, valeriana
Catalán: Valeriana
Euskera: Ardi-belarri, ardi-mihi, suar-belar, pufabelarr, belar, bedeinkatu, ardibelarri.
Gallego – Português: Erva-dos-gatos, valeriana maior, herba bendita.
Français: Valeriane officinale
English: Valerian
Italiano: Valeriana
Deutsch: Baldrian

Descripción
Planta vivaz, que muere en otoñoy se renueva con otros vástagos en primavera. A veces alcanza los 2 metros de altura. Es originaria de Europa. Tiene una raiz o rizoma del que brotan de 8 a 15 raices divergentes, blanquecinas y diminutos tallos subterráneos, que crecen horizontalmente, como las raices. Su tallo es herguido, robusto, acanalado, foliado y algo velloso. Las hojas enfrentadas, partidas en hojuelas puntiagudas y dentadas. Florece en primavera y verano. según el terreno. Tiene muchas flores de pequeño tamaño en corimbos terminales, de color rosa claro, blancas o rojizas. El caliz es invisible. Corola rosada en forma de tubo, de una sola pieza. El fruto es seco y coronado por un penacho plumoso; posee 3 divisiones y una sola semilla. Su olor es fuerte y nauseabundo, de sabor amargo y penetrante. Se emplean los órganos subterráneos (rizoma, raíces y estolones) desecados, enteros o fragmentados (Valerianae radix).

Principales Constituyentes 
Aceite esencial (0,3-1%) que contiene monoterpenos: ésteres de bornilo, canfeno y pinenos, entre otros; sesquiterpenos: valerenal y valeranona, principalmente; y ácidos de sesquiterpenos menos volátiles: ácido valerénico y ácido acetoxivalerénico. Otros constituyentes de la droga son: ácido gamma-aminobutírico (GABA), glutamina y arginina, en proporciones relativamente elevadas. La droga desecada a una temperatura inferior a 40ºC contiene 0,5-2,0% de valepotriatos, entre los cuales predominan valtrato e isovaltrato acompañados de pequeñas cantidades de didrovaltrato y de IVHD-valtrato. No obstante, se trata de productos termolábiles muy inestables, generalmente ausentes en los preparados habitualmente empleados (infusión, extractos, tintura). Se encuentran, también, trazas de alcaloides (valerianina, alfa-metilpirrolilcetona).

Según R.F.E., la droga entera debe contener como mínimo 5 ml/kg de aceite esencial y la droga cortada no menos de 3 ml/kg, calculado en ambos casos respecto a droga desecada, y como mínimo un 0,17% de ácidos sesquiterpénicos, expresados en ácido valerénico y calculado respecto a droga desecada.

Acción Farmacológica 
Los preparados de raíz de valeriana poseen acción sedante e inductora del sueño. Sin embargo, a pesar de los numerosos estudios farmacológicos y clínicos realizados, todavía no se conocen bien los principios activos ni su mecanismo de acción. Parece ser que algunos componentes del aceite esencial como el valerenal y, en particular, el ácido valerénico, contribuyen a la actividad de la droga. Este último, por ejemplo, posee acción espasmolítica y miorrelajante. Además, junto a otros sesquiterpenos relacionados, tiene un efecto sedante ligado a la inhibición del catabolismo del GABA. Actualmente, se cree que la acción sedante de preparados carentes de valepotriatos (infusión, tintura) debe ser atribuida al sinergismo entre los diferentes componentes y los productos de degradación de aquéllos (baldrinales). Se ha demostrado que V. officinalis y las benzodiazepinas tienen actividad similar, con capacidad de ligamen a los receptores GABA-A pudiendo aumentar la liberación del neurotransmisor GABA en el cerebro. En estudios in vitro se ha observado que no obstante que los compuestos activos de Valeriana pueden desplazar a las benzodiazepinas de su sitio de unión, su afinidad por los receptores GABAA, es muy débil comparada con las clásicas benzodiazepinas. Respecto del ácido valerénico se ha reportado que inhibe el sistema enzimático GABA-transaminasa y semialdehído deshidrogenasa succínica que metaboliza al GABA. El resultado de esta inhibición es un aumento de los niveles de GABA, asociado a una disminución de la actividad del sitema nervioso central o de sedación. Vale recordar que este ácido sólo se encuentra en la especie V. officinalis. Este último efecto nos hace recordar parte de los mecanismos de acción del ácido valproico, pero la actividad anticonvulsivante atribuída al extracto de V. officinalis es muy limitada para poseer significado clínico. Respecto de otras acciones, hay evidencia que sustenta la actividad vasodilatadora y relajante de V. officinalis sobre la musculatura lisa.

Indicaciones 
Según ESCOP: tensión, ansiedad e irritabilidad, con dificultad para conciliar el sueño. Según la Comisión E alemana: ansiedad y trastornos del sueño de origen nervioso.

Existen varios ensayos clínicos efectuados con distintos tipos de extractos de raíz de valeriana. En la mayoría de ellos los resultados coinciden en una reducción del tiempo necesario para conciliar el sueño. Sin embargo, los efectos no son inmediatos y se requiere un tratamiento de 2-4 semanas para conseguir una mejora significativa, sin riesgo de dependencia ni de efectos adversos, lo cual diferencia claramente la acción de la valeriana de la de los hipnóticos sintéticos y benzodiacepinas. El médico debe informar de ello al paciente, especialmente al inicio del tratamiento, para que no lo interrumpa prematuramente.

Posología 
Recomendaciones de ESCOP: – Adultos: dosis única, 2-3 g de droga (por ejemplo, en infusión), o dosis equivalentes de extractos secos, o 1-3 ml de tintura (1:5, etanol 70% V/V). En caso de tensión, inquietud e irritabilidad, hasta tres veces al día. Como ayuda para dormir, una dosis única de media a una hora antes de ir a dormir, con una dosis previa durante la tarde si es necesario. – Niños de 3 a 12 años sólo bajo supervisión médica: dosis proporcionales a las de adultos, según peso corporal, como infusión o extracto seco.

Recomendaciones de la Comisión E del Ministerio de Sanidad alemán, salvo otra prescripción: – Infusión: 2-3 g de droga, una o más veces al día. – Tintura: 1/2-1 cucharadita (1-3 ml) una o más veces al día. – Extractos: Dosis equivalente a 2-3 g de droga, una o más veces al día. – Uso externo: 100 g de droga para un baño, o la cantidad equivalente de sus preparados.

Contraindicaciones
Según ESCOP, los preparados de raíz de valeriana están contraindicados en niños menores de tres años. No se recomienda su uso durante el embarazo ni la lactancia.

Efectos Secundarios 
Si bien los preparados de valeriana no producen somnolencia al día siguiente después de su administración, no se recomienda su empleo inmediatamente antes de conducir vehículos o de utilizar maquinarias peligrosas, ya que pueden disminuir el estado de vigilancia de los pacientes 1-2 horas después de su administración. Cuando se prescriba para combatir el insomnio, es recomendable administrar una dosis a media tarde y, si fuera necesario otra una o dos horas antes de irse a dormir. Si se toma inmediatamente antes de acostarse produce con relativa frecuencia reacciones paradójicas, especialmente sueño intranquilo con hipersomnia (Peris 1995). Aunque poco frecuentes, se han descrito algunas reacciones adversas relacionados al uso de V. officinalis por períodos breves (días). En distintos ensayos clínicos las RAM incluyen sedación prolongada o somnolencia, confusión, dolor de cabeza, depresión, dispepsia, taquicardia sinusal y prurito. Se han descrito también reacciones paradójicas, que incluyen estimulación del sistema nervioso central y agitación. La administración de V. officinalis por períodos prolongados puede conducir a dependencia fisiológica asociada a síndrome de privación tras su brusca descontinuación. No deben usarse extractos en base a la valeriana mexicana (Valeriana edulis) o valeriana de la India (Valeriana indica), por el posible riesgo citotóxico, debido a su elevado contenido en valepotriatos y baldrinal.

Precauciones 
Se ha descrito un caso de síntomas benignos (fatiga, calambre abdominal, tensión en el pecho, mareo ligero, temblor de manos, y midriasis) tras la ingestión de unos 20 g de raíz de valeriana que desaparecieron a las 24 h. La valeriana desprende un intenso olor nauseabundo; se recomienda prescribir formas galénicas que eviten este inconveniente. Debido a que V. officinalis actúa en el sistema nervioso central, los pacientes con desórdenes convulsivos, problemas neurológicos o trastornos siquiátricos, deberían utilizar V. officinalis previa consulta a su médico tratante. Como no se conoce con precisión su vía de eliminación, V. officinalis se debe administrar con precaución en pacientes con falla renal y, particularmente, con falla hepática. V. officinalis podría tener efectos cardiovasculares; los enfermos cardíacos deben tener precaución en su uso. Debido a los posibles efectos cardiovasculares y a su demostrada acción sedante central, se debe suspender gradualmente su uso 3 a 4 semanas antes de una intervención quirúrgica y/o procedimiento de anestesia general.

Estudios Clínicos
Leathwood y Chauffard, en 1983 y 1984 (2,3), publicaron los resultados de sus estudios en tres grupos de voluntarios. En cada uno de los ensayos se administró sólo una dosis de V. officinalis. El primer ensayo incluyó 128 pacientes, los cuales utilizaron placebo y 400 mg de extracto de Valeriana en noches no consecutivas. Se evaluaron los parámetros subjetivos de sueño mediante una escala de autoevaluación en la mañana siguiente de la administración del medicamento. Hubo una significativa disminución de la latencia para conciliar el sueño y un incremento en la calidad del sueño, que fue mas notable entre aquellas personas que se consideraban dormidores irregulares o malos. El siguiente estudio lo realizaron con 8 pacientes con insomnio moderado y que fueron tratados al azar con placebo, con 450 o 900 mg de extracto acuoso de Valeriana. Se pudo comprobar una disminución significativa en el tiempo de conciliar el sueño comparado a placebo.

Otro estudio (4), incluyó 10 voluntarios sanos aplicando una escala de autoevaluación. Los resultados indicaron una disminución significativa tanto en el tiempo de conciliación del sueño como en los despertares nocturnos en el grupo tratado con V. officinalis en relación a placebo.

Schulz y col., en 1998 (5), incluyeron en un estudio 12 mujeres sanas en un diseño de doble ciego con control placebo en la administración de una dosis única de diazepam y extractos de V. officinalis, L. angustifolia, P. incarnata, P. methysticum, M. officinalis, E. californica, H. perforatum y G. biloba. Las sesiones de prueba se separaron de 3 a 5 días. Se determinó una puntuación de estado de alerta basada en una escala análoga visual (VAS). Basado en la puntuación de la VAS, la mayor sedación fue observada en los grupos tratados con diazepam, seguido por los grupos tratados con V. officinalis y L. angustifolia 120 y 180 minutos post administración.

Consistentemente, diversos estudios (2,3,4,5) en los que se registraron EEG tomados a individuos sanos que recibieron una dosis única de V. officinalis, mostraron un aumento tanto en el espectro de potencia absoluta como relativa en las bandas delta, theta y alfa-1 y una disminución de la potencia relativa en la banda beta, cambios que sin embargo, resultaron ser estadísticamente no significativos respecto de aquellos inducidos por placebo.

Estudio en pacientes con trastornos de sueño.
Kamm-Kohl y col., en 1984 (6), estudiaron el efecto de V. officinalis en pacientes con trastornos del sueño, en hospitales geriátricos. El estudio involucró a 80 y 150 pacientes tratados por 14 y 30 días, respectivamente, utilizando dos escalas de puntuación de observador estándar y un sistema de puntaje para cuantificar la dificultad para conciliar y mantener el sueño. Los resultados después de los 14 días de tratamiento mostraron una mejoría en el ánimo (escala del estado anímico de von Zerssen), trastornos conductuales (NOSIE) y en la dificultad de conciliar y mantener el sueño (puntuación de sueño).

Un interesante estudio de la eficacia terapéutica de V. officinalis en los trastornos del sueño realizaron Vorbach y col., en 1996 (7). Este estudio doble ciego y control placebo involucró a 121 pacientes que habían experimentado trastornos del sueño significativos durante al menos cuatro semanas. Se excluyeron del estudio los pacientes con depresión (HAMD>16) y aquellos que estaban o habían recibido tratamiento con fármacos que pudieran modificar el sueño. La eficacia terapéutica se evaluó mediante cuatro escalas de puntuación estándar: la escala de sueño médicamente evaluada (SRA), el cuestionario de sueño de Görtelmayer (SF-B), la escala del estado anímico de von Zerssen (Bf-S) y la escala de Impresión Clínica Global (ICG). Las cuatro escalas se aplicaron antes de comenzar el tratamiento y a los 14 y 28 días. Los resultados de este estudio mostraron que los pacientes no observaron ningún efecto agudo en los días iniciales de tratamiento. La SRA no mostró diferencias significativas entre placebo y V. officinalis al final de las cuatro semanas de tratamiento. El SF-B no evidenció diferencia significativa al día 14, pero al día 28 mostró diferencias significativas a favor del grupo tratado con V. officinalis. La Bf-S también mostró diferencias intergrupales estadísticamente significativas después de 28 días de tratamiento. La diferencia más significativa se vió con la escala ICG. Los puntajes asignados tanto por los pacientes como por los médicos tratantes, mostraron una marcada diferencia a favor del extracto de V. officinalis, con un análisis estadístico que indicó una diferencia significativa en el día 14 (p<0,05) y diferencias altamente significativas en el día 28 (p<0,001).

Información obtenida de: http://farmafitolab.med.uchile.cl/fitofarmacologia/Monografias/VOff.html http://www.fitoterapia.net/vademecum/index.html El Maravilloso Mundo de las plantas http://www.csdl.tamu.edu/FLORA/b98/check98.htm http://www.funet.fi/pub/sci/bio/life/plants/magnoliophyta/magnoliophytina/magnoliopsida/valerianaceae/valeriana/index.html #officinalis